Foros de discusión Poema de Amor - Foro de Poetas

Un lugar para compartir Poemas
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar  Sindicar post (mensajes) de Poema-de-amor.com.arSindicar post (mensajes) de Poema-de-amor.com.ar   Entrá para ver sus mensajes privadosEntrá para ver sus mensajes privados   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   LoginLogin 
BlogsBlogs    Mi BlogNoticias de Weblogs

CATÁLOGO ALFABÉTICO DE FIGURAS LITERARIAS



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Cursos y Talleres

Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
TARDE GRIS
Aprendiz


Registrado: 30 Ene 2009
Mensajes: 11576
Ubicación: MÉXICO

MensajePublicado: Mie 14 Jul, 2010 6:50 am    Asunto: CATÁLOGO ALFABÉTICO DE FIGURAS LITERARIAS Responder citando


    Catálogo alfabético de figuras literarias


    Con el objeto de disponer de una visión de conjunto de las figuras literarias, se ofrece a continuación un listado de las mismas por orden alfabético. Aunque propiamente no sean figuras, se incluyen también en el listado los tropos, pues popularmente se incluyen, junto con aquellas, bajo el marbete genérico de "recursos literarios o estilísticos".

    A
    Aféresis, Alegoría, Aliteración, Anacoluto, Anadiplosis, Anáfora, Anástrofe, Animalización, Annominatio, Antanaclasis, Antífrasis, Antítesis, Antonomasia, Apócope, Aposiopesis, Apóstrofe, Argumentum, Asíndeton, Asonancia.

    AFÉRESIS

    La aféresis es un recurso poético consistente en la supresión de una sílaba al principio de una palabra. Este recurso poético era habitual en la poesía en español hasta el Romanticismo, siendo muy usado en el siglo de oro ya que la exigencia métrica en las distintas estrofas conllevaba este tipo de licencias y libertades; sin embargo, luego cayó en desuso, siendo hoy en día muy raro encontrarla y constituye cuando se da un rasgo de extrañamiento más que un recurso métrico.

    ALEGORÍA

    Del griego allegorein, «hablar figuradamente», recurso estilístico muy usado en la Edad Media y el Barroco que consiste en representar en forma humana o como objeto una idea abstracta. Por ej., una mujer ciega con una balanza es alegoría de la justicia, y un esqueleto provisto de guadaña es alegoría de la muerte.

    También se denomina así a un procedimiento retórico de más amplio alcance, en tanto que por él se crea un sistema extenso y subdividido de imágenes metafóricas que representa un pensamiento más complejo o una experiencia humana real, y en ese sentido puede constituir obras enteras, como el Roman de la rose de Jean de Meung; la alegoría se transforma entonces en un instrumento cognoscitivo y se asocia al razonamiento por analogías o analógico. Por ejemplo, Omar Khayyam afirma que la vida humana es como una partida de ajedrez, en la cual las casillas negras representan las noches y las blancas los días; en ella, el jugador es una pieza más en el tablero cósmico. Jorge Manrique, por otra parte, afirma, tomándolo del Eclesiastés, que nuestras vidas son ríos y como ellos sólo parecen diferentes en su curso y caudal, pero no en su final, que es el mar/la muerte: el final ha sido ya escrito, pero no el transcurso de la vida. Y Bernardo de Chartres enseñaba que somos “enanos a hombros de gigantes”, porque por nosotros mismos no podemos ver muy lejos, pero subidos a hombros del saber antiguo podemos ver incluso más de lo que vieron los grandes hombres del pasado.

    El significado alegórico es también uno de los cuatro que es posible extraerle a la Biblia según los teólogos. Por otra parte, se conoce como Escuela alegórico-dantesca la poesía alegórica española del siglo XV influenciada por la Divina Comedia de Dante Alighieri. Los principales representantes fueron don Íñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana (Carrión de los Condes, 1398-1458) y Juan de Mena (Córdoba, 1411-1456).

    El dramaturgo barroco Pedro Calderón de la Barca llevó a su perfección el subgénero dramático alegórico en un acto de tema eucarístico denominado auto sacramental, donde los personajes son en realidad alegorías de conceptos abstractos. En uno de ellos, define así la alegoría:

    La alegoría no es más
    que un espejo que traslada
    lo que es con lo que no es,
    y está toda su elegancia
    en que salga parecida
    tanto la copia en la tabla,
    que el que está mirando a una
    piense que está viendo a entrambas.
    Por ejemplos de alegoría pueden citarse los siguientes:

    Este mundo es el camino
    para el otro, que es morada
    sin pesar
    mas cumple tener buen tino
    para andar esta jornada
    sin errar.
    Partimos cuando nascemos
    andamos, mientras vivimos,
    y llegamos
    al tiempo que fenecemos
    así que cuando morimos
    descansamos.
    (Jorge Manrique, Coplas a la muerte de su padre)
    «Dime: ¿no has visto tú representar alguna comedia adonde se introducen reyes, emperadores y pontífices, caballeros, damas y otros diversos personajes? Uno hace el rufián, otro el embustero, éste el mercader, aquél el soldado, otro el simple discreto, otro el enamorado simple; y, acabada la comedia y desnudándose de los vestidos della, quedan todos los recitantes iguales.

    -Sí he visto —respondió Sancho.

    -Pues lo mismo —dijo don Quijote— acontece en la comedia y trato de este mundo, donde unos hacen los emperadores, otros los pontífices, y, finalmente, todas cuantas figuras se pueden introducir en una comedia; pero, en llegando al fin, que es cuando se acaba la vida, a todos les quita la muerte las ropas que los diferenciaban, y quedan iguales en la sepultura.

    -¡Brava comparación! —dijo Sancho—, aunque no tan nueva que yo no la haya oído muchas y diversas veces, como aquella del juego del ajedrez, que, mientras dura el juego, cada pieza tiene su particular oficio; y, en acabándose el juego, todas se mezclan, juntan y barajan, y dan con ellas en una bolsa, que es como dar con la vida en la sepultura.

    -Cada día, Sancho —dijo don Quijote—, te vas haciendo menos simple y más discreto.»

    (Cervantes, Quijote, II)

    ALITERACIÓN

    Aliteración, es un dispositivo de estructura caracterizado por la reiteración de la consonante inicial en el principio de dos palabras consecutivas o ligeramente separadas. Dicho de otra manera, es la repetición de sonidos consonantes (fonemas) al principio de palabras o de sílabas acentuadas, como por ejemplo el verso de Zorrilla "el ruido con que rueda la ronca tempestad".

    A veces la repetición de sonidos vocálicos también es conocida como aliteración.

    Aliteración en la poesía
    Esta figura retórica consiste en el efecto sonoro producido por la repetición de forma consecutiva de un mismo fonema, o de fonemas similares. En ocasiones, la aliteración suele sugerir imágenes relacionadas con los sentidos. Por ejemplo: el sonido del viento, o del agua, o del paso de un coche. En este caso también se puede considerar onomatopeya.

    Aliteración en la poesía germánica antigua
    Aunque la aliteración es hoy por hoy un "embellecimiento" en la prosa y la poesía, el verso aliterativo fue un principio de estructura formal en el verso germánico antiguo.

    Ecos de este recurso han permanecido en la persistencia de la aliteración en la poesía moderna alemana; como puede verse en los textos de numerosos lieder -canciones alemanas-; como en el texto de Der Nussbaum, de Mosen: Es grünet ein Nussbaum vor dem Haus, luftig duftig breitet erblätrig die Äste aus.

    En su breve texto sobre las kenningar, Jorge Luis Borges comenta:

    "En las historias de la literatura se lee que el verso germánico medieval constaba de dos hemistiquios: en el primero dos palabras aliteraban, es decir, empezaban con el mismo sonido; en el último, una palabra aliteraba con las dos anteriores. Esa estructura rigurosa no siempre corresponde a la realidad. Lineas como Ofer brade brimu Brytene sohtan (sobre el ancho mar buscaron a los Britanos), de la Oda de Brunanburh, donde el grupo consonántico br ocurre tres veces, son relativamente raras."

    Borges Las kenningar (Nueva antología personal, Bruguera, 1980)
    Una precisión con respecto a la aliteración en la poesía germánica antigua: en realidad, la aliteración propiamente dicha se refiere a la grafía; como ejemplo, adviértase que "casa" y "cesta" forman aliteración y no sólo mediante las letras "s" y "a", sino también mediante la letra "c" aunque ésta no represente el mismo sonido en una palabra y en la otra. Cuando se trata de los fonemas, lo correcto en el caso de la poesía germánica antigua y en los de las composiciones en que se haga uso del mismo procedimiento es hablar de "rima inicial"; como ejemplo, vemos que, con la pronunciación y la ortografía normativas del castellano actual, "barro" y "vena" no presentan aliteración, pero sí ocurre que la "b" de barro y la "v" de "vena" suenan igual. "Casa" y "cesta" forman aliteración, pero no presentan rima inicial. "Barro" y "vena" sí presentan rima inicial, que es lo que interesa en general, más que la aliteración en sí, en, por ejemplo, la poesía germánica antigua, dirigida sobre todo a auditorios poco o nada letrados, y que básicamente no se leía, sino que se cantaba y se declamaba acompañada por algún instrumento musical. Nótese también que se consideraba que la thorn (sorda) y la eth (sonora) formaban aliteración, y que en un mismo poema anglosajón podía aparecer la misma palabra con alternancia de ambas letras, incluso en el mismo pasaje.

    Aliteración en lenguas tonales
    Repetición de un sonido al menos dos veces en un verso de arte menor, o al menos tres veces en un verso de arte mayor. Constituye el recurso fundamental (el único que puede acuñar verso) en la poesía germánica antigua de los escaldas, donde el verso debe tener al menos tres palabras que empiecen por el mismo sonido.

    Ejemplos
    "La libélula vaga de la vaga ilusión" (Rubén Darío).
    "A las aladas almas de las rosas..." (Miguel Hernández).
    "en el silencio sólo se escuchaba / el susurro de las abejas que sonaban"(Garcilaso de la Vega, Égloga III).
    "Oye el sórdido son de la resaca, infame turba de nocturnas aves" (Góngora).
    "Mi mamá me mima" (Popular)
    Gustavo Adolfo Bécquer Fragmento de la Rima 39 de El libro de los gorriones:
    Mientras se sienta que se ríe el alma,
    sin que los labios rían;
    mientras se llore, sin que el llanto acuda
    a nublar la pupila;
    mientras el corazón y la cabeza
    batallando prosigan,
    mientras haya esperanzas y recuerdos,
    ¡habrá poesía!
    Lenisio Dimas
    Cada tarde sexas verdes garzas
    agarras garras de aves de raras razas
    garras de garzas verdes de Caracas
    Cerdas tardes desgarradas
    cara a cara garza a garza
    sexas rea de esta farsa
    Rezas
    terca rezas
    deseas ser fada
    deseas esa seda cara
    Te degradas
    arrastrada rata de fea escara
    garras de aves verdes cerradas raras veces
    "cacarea cacarea! cafre azteca de Caracas!"
    Aceradas tardes vagas de desfasadas frases raras
    "Los suspiros se escapan de su boca de fresa" (Rubén Darío). La repetición del fonema S evoca en el lector los suspiros mencionados por el hablante lírico.
    Bajo el ala aleve del leve abanico

    ANACOLUTO

    El anacoluto o solecismo es un cambio repentino en la construcción de la frase, que produce una inconsistencia; como si se hubiera cambiado el autor de la frase en el medio. Es habitual e inconsciente como parte del habla informal, pero en algunos casos se utiliza adrede, como figura retórica.

    Se divide en 2 subtipos:

    Anantapódoton: es la supresión de una parte de la frase.
    Ej.: "La historia hubo muchas guerras" (En la historia hubo muchas guerras)

    Anapódoton: es la repetición de una parte de la frase.
    Ej.: "Si los estudiantes reprueban el examen lo reprueban, tendrán un recuperatorio"

    Etimología
    Anacoluto proviene del latín anacoluthon, y éste del griego ανακόλουθον /anakólouthon (que significa ‘que no sigue, inconsecuente’); palabra compuesta con el prefijo privativo ἀν- (an-) y la radical también griega ἀκόλουθος/akóluthos acólito (consecuente, compañero de camino). Su prácticamente sinónimo, solecismo, proviene del latín soloecismos, que a su vez deriva del griego soloikismós ('falta a las reglas del idioma'). Su origen es la palabra soloikos aplicada a los habitantes de Soloi, en Cilicia, que hablaban una variedad de griego altamente peculiar. Anacoluto tiene incidentalmente el significado de la frase latina non sequitur en lógica, es decir una expresión inconsecuente, falta de concordancia, que se aparta del logos en cuanto sentido de un discurso. En la retórica clásica anacoluthon se utiliza como un "pero" para señalar un posible error de lógica discursiva, un non sequitur (no -con-secuente) con un posible error lógico implicado, mientras que en la sintáctica señala una mala pragmática en la construcción de una frase.

    ANACRONÍA

    En teoría literaria se llama anacronía a la alteración del orden cronológico de los sucesos en el relato.

    En un texto narrativo, los acontecimientos de una historia pueden ser ordenados en forma cronológica (siguiendo la línea temporal presente-pasado-futuro) o recurriendo a la anacronía (no sigue una secuencia temporal lógica). Por tanto, el tiempo del relato (como presento los hechos) no necesariamente calza con el tiempo de la historia (como ocurrieron los hechos).

    Tipos de anacronía
    La anacronía puede ser un movimiento hacia adelante o hacia atrás en el tiempo con respecto al presente de la narración

    Analepsis
    Es un movimiento de retrospección. Se suele distinguir entre flashback, término tomado del cine donde se da un breve "salto atrás", y el racconto, de mayor extensión. Narra acontecimientos anteriores al presente de la acción e incluso anteriores al inicio de la historia

    Prolepsis
    Es un movimiento de prospección. Narra acontecimientos futuros, anticipaciones con respecto al presente de la historia. Igualmente, la prospección puede darse de dos formas: El flashforward, que corresponde a la proyección hacia el futuro de forma breve; y la premonición, un amplio salto en el futuro de la historia, para regresar a la narración inicial.

    Importancia de la anacronía
    En un cuento como El hombre de Juan Rulfo o la película Memento de Christopher Nolan la ruptura del orden temporal es utilizada como un recurso estilístico. El valor de la obra se basa, en gran parte, por la manera en que el autor ha jugado con el tiempo.

    Otros relatos presentan procedimientos anacrónicos dentro de una secuencia base que tiene un orden normal. Esto permite conocer detalles de los personajes, del contexto, de la acción, etc., que de otro modo se perderían, y hasta podríamos no entender determinadas situaciones. Por ejemplo, si un personaje manisfestara una tímida actitud al principio del relato y no se explicara, más adelante, que es producto del poco afecto recibido por sus padres en la niñez.

    Asimismo, en una clásica novela policíaca, saber desde el comienzo quién es el autor del crimen tendría un efecto completamente distinto en el lector (tanto así, que podría descalificar la obra)

    ANADIPLOSIS

    La anadiplosis o conduplicación es un recurso literario que consiste en la repetición de la misma palabra o grupo de palabras al final de un verso y al comienzo del siguiente. El uso continuado de anadiplosis se denomina concatenación (...a/a...b/b...c/c...).

    ANÁFORA
    La anáfora (del latín anaphora y ésta del griego ἀναφορά "ascenso, referencia a lo anterior") es un caso particular de figura retórica del tipo de la aliteración y que consiste en la repetición de las primeras palabras de un verso. Es un tipo de epanadiplosis. Ejemplos:

    Temprano levantó la muerte el vuelo,
    temprano madrugó la madrugada,
    temprano estás rodando por el suelo.
    No perdono a la muerte enamorada,
    no perdono a la vida desatenta,
    no perdono a la tierra ni a la nada.

    Miguel Hernández, "Elegía por la muerte de Ramón Sijé", siglo XX
    La anáfora es también considerada como la repetición simple de una palabra cuando esta va al principio de la frase, o también recurrir al texto con menciones implícitas mediante pronombres demostrativos. Por ejemplo:

    Juan y Pepe fueron a pescar; éste pescó una trucha de tres kilos y aquél otra de cinco.
    También se considera una deixis que desempeñan ciertas palabras para asumir una parte del discurso ya emitida. Por ej:

    Dijo que había estado, pero no me lo creí.
    En prosa, puede consistir en la repetición de distintas frases o grupos sintácticos.

    La anáfora se halla relacionada con la pragmática.

    ANÁSTROFE
    En retórica, la anástrofe, del griego anastrophé, "inversión", es, dentro de las figuras literarias, una de las figuras de posición; consiste en invertir el orden sintáctico habitual o normal de dos o más palabras sucesivas en una frase. No siempre se distingue con claridad del hiperbatón, que, a diferencia de la anástrofe, supone transposición de uno o más elementos de la oración.

    Ejemplos:

    1. En la fraseología: "A Dios rogando y con el mazo dando" (el orden normal -que no habitual- sería "rogando a Dios")

    2. En la literatura: "ninguno no debe usar ni querer de mujeres amor" (Arcipreste de Talavera, Corbacho).

    3. En la retórica publicitaria: "no sabe a plástico, /no sabe a lata,/ no sabe a cartón,/ y no sabe ni siquiera a vidrio,/ el vidrio" (Campaña de la asociación nacional de fabricantes de vidrio).

    ANIMALIZACIÓN

    La animalización es una figura literaria consistente en la comparación entre personas y animales siendo la persona el objeto real y el animal, el imaginario.

    Breve historia de su paso por la literatura española.

    Esta figura es típica del naturalismo, aunque en la literatura española no es muy frecuente, debido a que la religiosidad característica de este país chocaba frontalmente con este movimiento literario, que otorgaba el motivo de los actos de las personas a la naturaleza y personas que nos rodean, influidos estos últimos a su vez también por más de lo mismo. Todo esto contra la Iglesia que tenía bastante podeer durante la época del realismo en dicho país.

    ANNOMINATIO

    Paronomasia o annominatio
    Manual elaborado por Ángel Romera
    http://retorica.librodenotas.com

    Acumulación de palabras de sonido parecido o análogo. Con mucha frecuencia va asociado a un juego de palabras, como en las palabras de Cristo a Pedro, en las que los católicos (que utilizan la traducción latina o Vulgata de los evangelios en griego de la Biblia) quieren ver que Pedro asumió la jefatura de la iglesia cuando el contexto deja claro que la piedra a la que aludía era el concepto de que él era el hijo de Dios:

    Tu es Petrus et super hanc petram aedificabo ecclesiam meam (Tú eres Pedro y sobre esta piedra levantaré mi iglesia).

    Le salió una calumnia en lugar de una columna... Manuel Rivas.

    Otros ejemplos:
    De medio arriba romanos,
    de medio abajo romeros… Lope de Vega.

    Hasta lo judicial perjudiciales... Lope de Vega, hablando de los pleitos.

    Pobre barquilla mía
    entre peñascos rota,
    sin velas desvelada
    y entre las olas sola… Lope de Vega.

    De su novio hará novillo... F. de Quevedo

    Vendado que me has vendido… Luis de Góngora.

    Milicia contra malicia B. Gracián

    Es todo el cielo un presagio
    y es todo el mundo un prodigio… Pedro Calderón, La vida es sueño.

    Ya he hablado sobre la presión y la prisión de Cuba. En vez de “Patria y muerte” el lema de Fidel Castro debería ser “Patraña y muerte”. Cuando acusaba y acosaba a Pinochet, el juez Garzón recibió un dossier completo sobre ese tirano… Guillermo Cabrera Infante

    ...Y esta tierra feroz, feraz en curas,
    me dio un roble, un otero y una muno.1
    Y una mano —perdón—, mano de hielo,
    de nieve no, que crispa y atiranta
    yo no sé si el rencor y el desconsuelo.
    Y una raza me dio que reza y canta
    ante el Cántabro mar cantos de Lelo.
    No merecía yo ventura tanta… Jon Juaristi, "Patria mía", en Suma de varia intención.

    Te traigo un trago seco de trigo y de tragedia

    un aire de aureolas
    y un vaho de vacas negras, Carlos Edmundo de Ory, “Conjuro”

    Es recurso muy utilizado en los trabalenguas populares:

    Tres tristes tigres comen trigo en un trigal

    bq. Quien poca capa parda compra, poca capa parda paga; yo, que poca capa parda compré, poca capa parda pagué

    Si se trata de la misma palabra con flexiones diferentes se denomina políptoton:

    ¿Cómo quieres que te quiera si el que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera?

    ANTANACLASIS
    Equívoco

    Un equívoco es una expresión o situación que puede entenderse según varias significaciones o sentidos. Por lo que es el oyente o el intérprete quien otorga la forma de interpretación del contenido.

    Uno que se usa frecuentemente es el "doble sentido", originado en la consideración de un término que tiene más de un significado. No debe confundirse con anfibología, que es aquella falacia no formal originada en la sintaxis de un texto, y no en el significado equívoco de una palabra. En tanto el equívoco atiende a una sola palabra, la anfibología atiende a un enunciado.

    En retórica, el equívoco (o antanaclasis), dentro de las figuras literarias, es una de las figuras de repetición. Consiste en hacer uso del valor polisémico de algunas palabras: se repite el significante (o cuerpo fónico de la palabra) pero en cada aparición el significado es distinto.

    Ejemplos:

    La palabra "presa" es equívoca en sí misma y su significado únicamente podremos obtenerlo según el contexto en el que se use:

    Mujer en la cárcel.
    Objeto que busca el cazador.
    Embalse artificial de agua
    Instrumento que se utiliza para sujetar

    "Es necesario que traigas las velas para salir a navegar"
    Se puede entender "vela" como el bastón de cera, con un núcleo de pabilo, usado para iluminar; o bien, aquella porción de tela útil para acaparar el viento e impulsar una embarcación.

    Tu cara de los ángeles tan cara (Gregorio Silvestre). Retórica
    Cara como faz de una persona
    Cara como adjetivo, en femenino, que determina el precio que se está dispuesto a pagar por algo, es decir, el grado en que se "aprecia" y se valora algo.
    Cara con respecto a una medida de precio derivación del significado anterior.
    Cara como opuesto a "cruz" de una moneda
    En este caso se juega con los dos primeros sentidos.

    "¿Cómo quieres que vaya de noche a verte si el perro de tu padre sale a morderme?"

    En esta frase el equívoco surge del sentido que se le quiera dar a la preposición "de":

    como propiedad perteneciente a un concepto: (tu padre, según el concepto que tiene quien habla, tiene la cualidad "de" ser un "perro")

    como propiedad de pertenencia física y material de un objeto a un sujeto. (El perro que tu padre tiene en su casa).
    Por cuyo equívoco surge la anfibología de la frase.

    B
    Batología.

    C
    Cacofonía, Calambur, Catacresis, Circunloquio, Clímax, Cohabitación, Communicatio, Commutatio, Comparación, Complexio, Concatenación, Concessio, Conciliatio, Correctio, Correlación, Cosificación, Cronografía.

    D
    Datismo, Definitio, Demonstratio, Deprecación, Derivación, Derivatio, Diástole, Diéresis, Digresión, Distinctio, Distributio, Dubitatio.

    E
    Ecthlipsis, Enálage, Encabalgamiento, Endíadis, Elipsis, Énfasis, Enumeración, Epanadiplosis, Epéntesis, Epífora, Epífrasis, Epíteto, Epifonema, Equívoco, Etopeya, Eufemismo, Evidentia, Exclamación, Expolitio.

    F
    Falacia patética,Figura etimológica.

    G
    Geminación, Gradación.

    H
    Hipálage o Epíteto transferido, Hipérbaton, Hipérbole, Hipotiposis, Homeotéleuton.

    I
    Idolopeya, Interpretatio, Interrogación retórica, Invocación, Ironía, Isocolon, Isodinamia.

    L
    Lítotes.

    M
    Metáfora, Metalepsis, Metátesis, Metonimia, Mixtura verborum.

    O
    Onomatopeya, Optación, Oxímoron.

    P
    Palindromía, Parábola, Paradiástole, Paradoja, Paráfrasis, Parágoge, Paralelismo, Parison, Paronomasia, Percontatio, Perífrasis, Personificación, Pleonasmo, Polisíndeton, Políptoton, Pragmatografía, Preterición, Prosopografía, Prosopopeya, Prótesis.

    Q
    Quiasmo.

    R
    Repetición, Reticencia, Retruécano.

    S
    Sarcasmo, Sententia, Sermocinatio, Silepsis, Símil, Simile, Sinalefa, Síncopa, Sinécdoque, Sinéresis, Sinestesia, Sístole, Subiectio, Synchysis.

    T
    Tautología, Tmesis, Topografía, Traductio.

    Z
    Zeugma.

    ___________________________

_________________
    Blanca N. García González
    (TARDE GRIS)

    ©Todos los derechos reservados.
    HOY ES LO UNICO QUE TENGO, HOY SERE FELIZ


Te gusta este poema... Compartelo!

Facebook

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar respuestas de:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Cursos y Talleres Todas las horas son GMT
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Podés publicar nuevos temas en este foro
No podés responder a temas en este foro
No podés editar tus mensajes en este foro
No podés borrar tus mensajes en este foro
No podés votar en encuestas en este foro


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group