Foros de discusión Poema de Amor - Foro de Poetas

Un lugar para compartir Poemas
 
 FAQFAQ   BuscarBuscar  Sindicar post (mensajes) de Poema-de-amor.com.arSindicar post (mensajes) de Poema-de-amor.com.ar   Entrá para ver sus mensajes privadosEntrá para ver sus mensajes privados   RegistrarseRegistrarse 
 PerfilPerfil   LoginLogin 
BlogsBlogs    Mi BlogNoticias de Weblogs

Cuento corto: Día del padre



 
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Novelas y Cuentos

Ver tema anterior :: Ver tema siguiente  
Autor Mensaje
Cintia Lorena
Aprendiz


Registrado: 21 Oct 2008
Mensajes: 16

MensajePublicado: Mie 12 Nov, 2008 11:35 pm    Asunto: Cuento corto: Día del padre Responder citando

Todo el mundo daba vueltas por el centro; iban y venían, apurados, desesperados por encontrar un buen regalo, o no, todos buscaban algo: algo pequeño, grande, caro o barato, poco importaba. Demasiada alegría había en el aire, y no era algo que por esas fechas soportaba.
Su madre le dijo que fuera a visitarlo, que eso le haría bien; pero no era una cosa que le pareciera especialmente divertida, ni siquiera sabia si le haria sentirse mejor. Caminando hacia la escuela recordaba los viejos tiempos con el, cosas que le había dicho, cosas que habían hecho, cosas que quería decirle y no podía.
Llego al colegio. La verdad es que no tenia ganas de nada, ni de hablar con sus amigos, y menos con su novia, que siempre preguntaba por el. No quería escuchar, ver, hablar, sentir nada en absoluto. El dolor aun estaba ahí, en todo su ser, a veces no le prestaba atención, pero no significaba que ya no estuviera.
El profesor de psicología comenzó a dar su clase y los chicos, para desviarla, sacaron el tema que más lo lastimaba: el día del padre. Como era de esperarse, se prendió y comenzó a preguntar que harían, que le regalarían, de que trabajaban…no sabia donde meterse, no lograba callarlos, prefería escribir un libro entero y que le doliera la mano, antes que pasar todo ese día oyendolos. Simplemente no lo aguantaba.
Se arto tanto que fingió sentirse mal para que lo dejaran ir al baño. Cuando ya estuvo allí, se mojó la cara y se sentó en una esquina. Las voces seguían sonando en su interior, taladrándole la cabeza, como si estuvieran presentes. Entonces no sirvió de nada irse del curso.
Siempre le ocurría lo mismo, mientras mas trataba de olvidar mas se revolvía su mente, más se aferraba al pasado.
Luego fueron a buscarlo para ver si estaba bien, y no tuvo más remedio que volver. Por suerte era los últimos minutos de clase y ya todos habían dejado de tocar ese tema.
Al salir del colegio, Melisa corrió hacia el para saludarlo y preguntarle que le ocurría ese día. La esquivo diciendo que tenía problemas con su madre y que debía volver temprano a su casa. Surtió efecto la mentira porque ella lo dejo en paz.
No volvió a su casa de inmediato. Comenzó a terminar la tarde, y con ella aquel día terrible. Siguió caminando más allá de sus fuerzas, a divagar mentalmente sin decidirse a nada. No estaba muy seguro de ir a aquel lugar. No se acostumbraba a las ausencias, y menos a la de alguien que había amado. Además, hacia 6 años que no iba porque su mama decía que era un niño, que seria difícil de entender, “creen que siempre tienen razón’’se decía. Entendía más que nadie. Por cumplir con el papel del hijo mayor, del “hombre de la casa” ni siquiera había podido llorar, y hasta ese momento las lagrimas seguían estancadas en algún lugar del cuerpo.
Pero ya contaba con 18 años y la suficiente valentía como para afrontar sus fantasmas, y poder llorar.
Camino unas cuadras más hasta llegar a la parada de colectivos y espero unos 10 minutos.
Al llegar al cementerio ya estaba oscuro, sin embargo eso no le causaba ninguna clase de temor. Anduvo rondando un buen rato por allí, no porque no supiera donde se ubicaba la lapida, sino porque continuaba juntando fuerzas. Al final logro llegar a la que buscaba. Le había comprado una rosa a un vagabundo, era la única flor que sabia que le gustaba. Se planto en frente de la tumba, miro la fotografía y pensó que por fin se libraría de aquella fecha, de su sufrimiento. Estuvo parado largo rato hasta que se atrevió a decir:
-Feliz día, viejo. Acá estoy.
Mas tarde, sin dinero en los bolsillos para otro colectivo, volvían a casa caminando.
_________________
Gracias por leer mis creaciones,son solo expresiones del alma,que espero que alguien recuerde.


Te gusta este poema... Compartelo!

Facebook

Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Enviar e-mail MSN Messenger
TARDE GRIS
Aprendiz


Registrado: 30 Ene 2009
Mensajes: 11579
Ubicación: MÉXICO

MensajePublicado: Vie 11 Nov, 2011 1:41 am    Asunto: Responder citando

Presente en este relato, te dejo mis saludos.
_________________
    Blanca N. García González
    (TARDE GRIS)

    ©Todos los derechos reservados.
    HOY ES LO UNICO QUE TENGO, HOY SERE FELIZ


Volver arriba
Ver perfil de usuario Enviar mensaje privado Visitar sitio web del autor
Mostrar respuestas de:   
Publicar nuevo tema   Responder al tema    Foros de discusión -> Novelas y Cuentos Todas las horas son GMT
Página 1 de 1

 
Cambiar a:  
Podés publicar nuevos temas en este foro
No podés responder a temas en este foro
No podés editar tus mensajes en este foro
No podés borrar tus mensajes en este foro
No podés votar en encuestas en este foro


Powered by phpBB © 2001, 2005 phpBB Group